lunes, octubre 16, 2006

BAILES ESPAÑOLES TÍPICOS DE ALGUNAS REGIONES DEL PAÍS.

El siguiente baile es una llamada "Jota Aragonesa"; típico de Aragón.Obra en la que pone la voz Plácido Domingo; cantante muy conocido en España.



Las seguidillas es uno de los bailes más antiguos de España típicos de la zona manchega. Se conocen desde mediados del siglo XV.



El siguiente video es una pequeña demostración de una Muiñeira; el baile más típico de Galicia que se baila al son de una gaita y de un tambor.



Éste es el flamenco; el baile favorito de la zona de Andalucía.



Y por último; un video del pasodoble; otro de los otros muchos bailes españoles.

miércoles, octubre 11, 2006




.
















ETERNO VIAJE A LA INDIA.

A Thomas le apasionaba conocer nuevas culturas así que en cuanto hubo reunido los ahorrillos suficientes, decidió emprender una nueva aventura a La India. Pero, nunca imaginó que su vida cambiaría tanto al conocer a esa mujer. Desde el instante en que la conoció su cabeza no dejaba de dar vueltas en torno a ella. Lo que antaño era un viaje de placer, parecía haberse convertido en algo más.Todo comenzó desde aquella noche. Esa noche en la que Lira se hallaba bailando frente a la hoguera. Cuando él observó aquella esbelta y oscura figura, esos oscuros ojos, su oscura y larga cabellera. Lira,le había embrujado con su sensual danza con sus penetrantes ojos; con su exquisita belleza morena. La amaba, sin duda le enloquecía, sentía que no podía liberarse del embrujo de aquella mujer.

Estaba desesperado. Pues en unos días dejaría de verla; tras un largo tiempo allí debía partir a su país. Dejaría de ver a Lira para siempre. Él no deseaba perderla; tenía que hacer algo.

Así que poco antes de su partida, una buena mañana se dirigió a Lira con estas palabras:

-Querida mía, he estado pensando acerca de nosotros. Ahora sé que te amo, no cabe duda.Te amo tanto que mi corazón de dolor moriría sin verte.El dolor sería tan inmenso como si una enorme lanza atravesara mi cuerpo.No merecería la pena seguir viviendo si no estoy a tu lado. Por favor, te pido: Vente conmigo a mi país, vente a conocer un nuevo mundo, una nueva vida. Yo te sacaré de la pobreza en la que ahora vives.

Lira que tenía un buen dominio del Inglés le dijo en su idioma:

-Te confieso honesto y bondadoso caballero que yo también te amo. La luna comparte conmigo este secreto que se halla en mi corazón escondido.Te quiero, y siempre te querré pero, habitamos en mundos distintos ;en culturas diferentes.Yo no puedo ir contigo; debo permanecer aquí; ser fiel a mi patria; a sus costumbres, a mi gente.Olvídate de mi amor. Olvida el pasado. Físicamente estaremos separados pero, nuestros corazones permaneceran unidos eternamente.

Y dicho ésto,Lira se dió rápidamente la vuelta alejándose ocultando sus lágrimas que comenzaron a brotar rápidamente de sus ojos.

Ya no volvieron a dirigirse palabra alguna. Pasaron rápidamente los días. Thomas partió a Escocia. Pasaron algunos años. Su negocio marchaba de maravilla, todo iba bien, excepto que seguía pensando en Lira. No había conseguido olvidarla desde que él mismo se lo propuso. Intentaba fijarse en otras mujeres, pero, ninguna ocupaba el lugar de Lira; ninguna llamaba su atención. Él pensaba en Lira, en su Lira.Thomas no podía seguir así. La ausencia de ella le estaba matando. Ella aparecía en sus sueños, en su mente, en sus pensamientos a todas horas. Así que, decidió retomar de nuevo su viaje a la India en busca de su amada. Ahí, la volvió a encontrar tal y como estaba al partir. No pudieron contener la intensa emoción que sentían al verse. Hicieron el amor entre apasionantes, cálidos besos y tiernas caricias. La luna sería a parir de entonces testigo de ese acto, de ese efusivo deseo. Ella sería desde esa misma noche la testigo de esas noches; de esos días en los que la felicidad invadiría sus cuerpos por durante mucho tiempo.




lunes, octubre 09, 2006

BAILES ORIENTALES.

Éste es un baile indígena de una película en el que llama la atención la vestimenta de la mujer y la gran agilidad y rapidez con la que se baila este baile.



El siguiente video se refiere a una muestra de "La danza del vientre".



Aquí se hace una pequeña demostración de la danza del velo.



Aquí se muestra la danza de la serpiente efectuada por la actriz Debra Paget en una de sus películas.



Y por último una demostración de la danza balady.

viernes, octubre 06, 2006


LA VIDA PERRA DE DINA.

La historia narrada no es una historia que haya ocurrido pero, hace referencia a hechos reales que a menudo se repiten.







Tenía pocos días de vida.Yo estaba feliz junto a mi mamá y con mi hermanito. Pero,algunos días después me arrancaron de la compañía de mi mamá y de mi hermanito y me vi en otra casa junto a una extraña familia.Tardé algo de tiempo a acostumbrarme a mi nuevo y tranquilo hogar.Pues hechaba en falta a mi mamá; me veía necesitada del calor de su cuerpo, su lechecita. También me acordaba de mi hermanito Barbas. Las primeras noches estaba nerviosa con esa extraña gente.Las primeras noches lloré y lloré pensando en mi mamá en ese rinconcito de la casa que me habían asignado.Pero, luego ya enseguidita me acostumbré a mi nuevo hogar.Mi nueva familia era maravillosa.Se trataba de un joven matrimonio con un niñito de cinco años. Ya sentí que ese era mi sitio. Me sentía feliz; inmensamente feliz.Pablo el miembro más joven de la familia era super cariñoso conmigo y jugábamos juntos cuando él volvía del cole. Su mamá también parecía que me quería mucho y me preparaba por la noche la comidita.Mmmm.....¡Que rica que estaba la comidita! A parte, me sacaba al mediodía a que hiciera mis necesidades.Luis el papá de Pablo me sacaba por la noche a hacer pipí y me daba de comer. Todo era perfecto en ese hogar.Me gustaba mi familia y la quería y ellos me querían.

Un día trajeron a otra perrita a casa a la que llamaron Tina. Tina era más bonita que yo. En cuanto a tamaño era mucho más pequeñita; era de color canela, con el pelito liso y lacio y morro chatito. Mientras que yo era alta, con el morro largo y con el pelo corto y áspero.¡Que bien! Sabía que a partir de ahora no estaría sola nunca cuando mis amos no estuvieran en casa.

Al día siguiente, mi amo Luis me sacó muy temprano.No entendía nada ¿Por qué el amo me sacaba a pasear tan temprano? Nunca me había sacado a esta hora.¿Por qué no nos lleva a Tina y a mí juntas? Mi dueño me llevó en el coche.A medida que el automóvil iba avanzando observé ese hermoso paisaje lleno de verdes y abundantes árboles y respiré el aire puro del monte desde la apertura de la ventanilla.¡El amo quería pasear conmigo a un nuevo y hermoso lugar! Me sentí emocionada de haber sido la elegida para realizar esta nueva aventura completamente desconocida para mí.De repente, mi amo hizo el coche a un lado de la carretera y me dijo con tono autoritario:
-¡Baja,Dina!

Yo inmediatamente le obedecí y salté del coche.¡Guau!¡Empezaba la aventura!¡Ya podía empezar a inspeccionar y a pasear por esos nuevos lugares con el amo!¡Que envidia va a tener Tina en cuanto llegue a casa y sepa donde he estado! El amo cerró rápidamente la puerta por la que yo había salido y en lugar de aparcar el coche a un lateral de la carretera, con el motor en marcha el automóvil se fue alejando poco a poco. Desesperada,con nerviosismo y aullando corrí tras él hasta más no poder y hasta perderlo de mi vista. Me sentí sola, sorprendida y triste.No entendía que había pasado; no comprendía que había llevado al amo a actuar así de esa manera.¿Qué había hecho yo de malo?

Durante algunos días anduve y anduve sola; siguiendo la carretera de esas montañas sin rumbo, sin saber a donde ir. Era verano, me sentía sola, inmensamente triste e incomprendida,el calor me agotaba y tenía hambre y sed.

Llegué a un pequeño pueblecito. La mayoría de la gente me miraba con indiferencia. Un niño que iba acompañado de su mamá se intentó acercar a mí mientras le decía a su mamá:

-¡Mira mamá!¡Un perrito!

Pero, cuando intentó acariciarme la mamá lo apartó de mí diciendo:

-¡Vamos!¡Este es un chucho callejero!¿No ves que sucio y que feo está? ¡Igual hasta tiene la sarna!

Se alejaron. Ahí estuve días y días en aquel pueblo sin agua ni comida hasta que una joven muchacha me encontró y me llevó a un lugar en su automóvil completamente desconocido para mí. Me encerraron en un lugar donde estaba rodeado de otros perros. Estuve por lo menos dos meses ahí metidita en esa especie de jaula enorme hasta que un hombre algo mayor me sacó de allí.

Ese hombre me llevó a una apacible casita de campo. Al parecer estaba viviendo solo. Pero, las cosas pronto comenzaron a ir mal.Pues, se enojaba conmigo ante la mínima que hiciera y empezó a darme golpes a cada paso en el lomo, patadas y fuertes palizas con un palo. La primera vez que me pegó fue porque un día me dejó estar en el salón con él y me hice mierda en el salón.Él se enojó mucho además, porque a parte de ese asqueroso olor, le había manchado el suelo.No me lavaba, a veces se iba de casa durante uno o dos días y me dejaba sola y atada al sol sin preocuparse de si tenía comida o no. Un día me dió una paliza brutal porque me había sentado mal la comidita que me dió y el suelo de la cocina le manché.El se enfadó conmigo y me propinó una brutal paliza con un cinturón y cuando se cansó de darme me hechó por la puerta trasera de la cocina entre insultos y patadas. No lo aguantaba, más tenía que irme de ese horrible hogar. Así que esa misma noche, me escapé de aquella casa atravesando una verja del jardín que tenía un agujerillo.Estaba malherida, pero, debía escapar con mis escasas fuerzas. Anduve sola ante esa oscuridad durante gran parte de la noche, aunque con gran dificultad y un inmenso dolor que recorría todas las partes de mi cuerpo; me sentía fatal pero, debía seguir dejando atrás ese lugar infernal. Así, que anduve y anduve hasta que mis fuerzas me fallaron por completo y al lado de una inmensa planta me desplomé. Al día siguiente, desperté en otro lugar. Recordaba, haber estado en un sitio parecido lleno de perritos como yo. Alguien me había recogido y me había llevado allí. Las heridas me seguían doliendo a morir.Miré a otros perritos, que tenían una jaula propia como yo. Yo estaba sola en una jaula. Tenía comida y agua pero, no quería comer, no quería levantarme, ya nada me importaba. Con los ojos entrecerrados vi como dos humanos se acercaban a mi jaula mientras, decían:

-¡Pobrecita! Será muy difícil que se recupere, ha perdido tanta sangre.....

Al día siguiente ya no pude oír, ni ver, ni sentir... ese inmenso sufrimiento por fin había tocado a su fin;era el momento de la gran e intensa calma que tanto anhelaba.